Contigo resuelvo todos los laberintos de mi vida

Contigo resuelvo todos los laberintos de mi vida

Nuestra historia merece más principios increíbles,aunque para algunos sean absurdos, de esos que ni te das cuenta de que empiezan y que acaban siendo los más bonitos. Esos principios que tal vez a veces se precipiten y otras quizá lleguen demasiado tarde.

El tiempo y los sentimientos encajan, pero no las circunstancias. Ahora quiero que sepas que es el momento idóneo para que todo cuadre y hagamos de ese principio perdido, un comienzo digno de ser escrito.

Había algo en nosotras que fallaba la primera vez que te tuve entre mis brazos, y es que todavía no podía pilotarte. Fue un principio bastante acelerado, incierto pero muy certero el que me llevaría a resolver ciertos laberintos de mi vida. Tu no dejaste que fuera tuya hasta el día en qué por fin tuve el carnet entre mis manos. Me dejabas verte a escondidas, pero sin miedo a que alguien nos viera. En el fondo querías gritar a los cuatro vientos que éramos tú y yo y nadie más.

Ahora reposo mi mano en tu motor y se respira calma y no hay más horizontes perdidos, ni pensamientos irracionales que quieran interponerse entre tu y yo. Me aferro a tu manillar y sé que me vas a proteger pase lo que pase.

Deja una respuesta

Cerrar menú