Ella es mi poesía en braille

Ella es mi poesía en braille

«Ten miedo de los que piensan, de los que te dejan adivinar hacia qué lado están mirando. Esos son los que siempre miran en la dirección contraria a la que tú te imaginas«. Leí este fragmento entre recuerdos y abandonos en una estantería de mi casa. Malena es un nombre de tango de Almudena Grandes.

Me quedé callada y comprendí tantas cosas que me detuve absorta mirando hacia la nada, como si encontrar un argumento que me convenciera para defender esa sinrazón, hiciera que mi justificación por haber mirado hacia otro lado augurara mi despedida, solo a medias, de la seguridad en mis palabras.

Adopté una posición encubierta y cuando conquisté cada verbo de mi cuerpo alcancé la experiencia necesaria para sucumbir al infierno sin dejar de ganarme al cielo.

Poco a poco las cicatrices que cosí a base de pensamientos inexpresivos concatenaron una sucesión de hechos demasiado incautos para esconderlos de ti. Nunca fue mi intención hacerlo y es por eso que sigo escribiendo todas las noches los frenesíes que quiero que hagamos juntas.

No siempre fue fácil, pero sí seguro, y que tu seas mi poesía en braille es la mejor respuesta que deposité en algo que sabía que nunca me haría daño.

Deja una respuesta

Cerrar menú