Para los amantes de las rutas y los caminos largos

Para los amantes de las rutas y los caminos largos

El tiempo es una locura comparado con tus pasos, es como decir que quieres que llegue la primavera cuando todavía sigues soñando con el invierno. Así nos pasamos gran parte de la vida, viviendo un porvenir que todavía no está escrito y dejando que el pasado siga presente. Parece que estemos ciegos y que no sepamos que el ayer no siempre es una indicación segura del futuro.

Yo ya he descartado mis fantasmas, pero contigo sigo navegando carreteras y surcando desayunos para los amantes de las rutas y los caminos largos.

Hace unos días dejaste de respirar, habías agotado la batería y tuve que dejarte sin fuerzas para poder reparar tus heridas. Me indicaste que ya llevamos 3 años y casi dos meses, el tiempo justo para saber que sigo queriendo que estés en mi vida.

He desmontado tus anclajes y una parte de ti ha estado recargándose en mi casa. Volverte a formar ha sido una lección y un aprendizaje que no olvidaré cuando tenga que comprar una pieza nueva. Espero que dures lo que yo esté dispuesta a darte con trazadas y curvas en medio de la nada.

Me brindaste un paisaje precioso a las seis de la tarde y yo te debo una salida larga hasta límites insospechados.

.

Deja una respuesta

Cerrar menú