Se está mejor en casa que en ningún sitio

Se está mejor en casa que en ningún sitio

«Se está mejor en casa que en ningún sitio» decía Dorothy al golpear tres veces los zapatos de rubí en el Mago de Oz. Tal vez confundí lo que quiere decir compartir la vida contigo, pero a veces merece la pena equivocarse para darse cuenta de que echar de menos es solo para los valientes. Que si no te tengo, no es porque no quiera, si no porque no me has dado las señales que necesitaba para continuar luchando.

Parece mentira que diga todo esto hablando de ti, porque tú a mí me provocas todas las nostalgias del mundo y sí, te voy a esperar. Yo en casa y tú un poco más abajo del portal.

Siento la necesidad de ir a por ti, pero no puedo. Los trayectos cortos no son lo tuyo y si te arranco para pocos kilómetros te vas a enfadar conmigo y prefiero dejarte tranquila.Tú descansando y yo pensando las maravillas que voy a hacer contigo cuando pueda ir a buscarte.

Reflexionar es lo que quiero, comprender los sentimientos que me han traído hasta aquí, descifrarlos y tener una respuesta clara.

Ver que el mundo se está volviendo loco es una forma de decirnos que nosotras podemos ser libres a nuestra manera y eso, créeme, que vale por todas las incertidumbres de la vida.

Hoy, y todos los días que dure esta tortura y a la vez forma de salvarnos, me quedo en casa.

Deja una respuesta

Cerrar menú