Siento y pienso, pero me tomo mi tiempo para respirar el vacío

Siento y pienso, pero me tomo mi tiempo para respirar el vacío

Recuerdo tantas cosas de ti, que a veces me duele no haberte prestado tanta atención, no haber comprobado el aceite o el líquido de frenos, no haberte preguntado ¿cómo estás? o ¿cómo te sientes?. Soy consciente de que he sido bastante egoísta y no te estoy echando las culpas, pero tu me has dado libertad para serlo.

Han pasado algunos días desde que te dejé aparcada en el garaje y solo puedo decirte que no te he olvidado, lo que pasa es que cuando me sumerjo en mi rutina, tiendo a desconectar de mis sentimientos y me centro en mejorar día a día. Nada más, solo eso. Siento y pienso, pero me tomo mi tiempo de vez en cuando para respirar el vacío sin dudas.

Pronto volveré a verte pese a mis agobios momentáneos de cometer el mismo error una y otra vez.

Se acerca el día en el que dejé de pensar que eras una extraña y empezaste a ser parte de mi. Eso me hace recordarte más e ilusionarme por todo lo que el futuro nos contará o escribirá sobre nosotras.

Sigues siendo mi principal objetivo y mi lucha constante por lograr juntas todo lo que nos hemos susurrado bajito y que en contadas ocasiones nos da miedo gritar por si alguien nos escucha y nos roba el secreto.

Deja una respuesta

Cerrar menú