Solo el silencio sabe descubrir lo que soñamos hasta la próxima vez que nos veamos

Solo el silencio sabe descubrir lo que soñamos hasta la próxima vez que nos veamos

Hoy solo quiero decirte que ha sido un placer poder salir de ruta contigo. Además hemos descubierto nuevos caminos y el desayuno me ha saciado para todo el día.  El madrugón ha sido considerable, pero vale la pena dormir poco para poder disfrutarte.

Hemos elegido Gandia como destino. Tenemos que disfrutar los días buenos cuando se puede. Durante el camino hemos parado a disfrutar de las vistas y a respirar un poco de aire, estirar las piernas y ajustar un poco los retrovisores que con el viento suelen moverse.

Hemos vuelto a la carretera y me has robado la respiración porque inconscientemente he acelerado para correr más en un tramo en el que era prácticamente imposible ir a más de 60 por sus interminables curvas y precisión en las trazadas. He conseguido dominarte y centrarme en seguir hacia delante bajando un poco las revoluciones.

Al volver estaba muy cansada, parece que es la fuerza que tengo que hacer para sujetarte o quizá son mis pensamientos que me distraen de lo que realmente es importante cuando estoy contigo.

Tengo muchas cosas en las que meditar, y lo que tengo claro es que verte me ayuda a confiar en que al final todas las decisiones que he tomado son las correctas aunque escondan un poco de nostalgia .

Hemos vuelto a casa y me has susurrado al oído que solo el silencio sabe lo que soñamos hasta la próxima vez que nos veamos.

Deja un comentario

Cerrar menú