Una estrategia bien delimitada cambia cualquier perspectiva

Una estrategia bien delimitada cambia cualquier perspectiva

Entiendo la manera de diagnosticar un olvido cuando la necesidad de descubrir su huída es más fuerte que la tolerancia de querer quedarse.

Una estrategia bien delimitada cambia cualquier perspectiva cuando estás a mi vera y todo es tan sencillo que no me importa quién me acompañe si te tengo entre mis manos.

Puede que engalane nuestra historia y a veces siembre mentiras en ella, pero la verdad es tan absoluta que acaba desalojando cualquier incertidumbre en un estado arbitrario y sencillamente real para no creer en su certeza.

Ojalá te des cuenta de que todo lo que hago no tiene nada que ver con tus engranajes, ni siquiera con tu carenado ni tus espejos, tan solo quiero que sepas que un día voy a coger todas estas palabras y voy a dejarte marchar. Y ¿sabes el motivo?: no necesito un punto final para saber que estarás, pero sí lo necesito para cambiar, para avanzar, para trasmitir lo que siento mediante otros métodos. Que sin ti no soy libre y contigo es tanta la pasión que elogio que a veces me desoriento y quisiera buscar el modo de perderme, pero nunca olvidar el camino de vuelta.

Retóricamente estoy hablando de ti, de mí y de todo esto que hemos inventado. Me da lo mismo si me escuchas tú, el que está a más de 1000 kilómetros de distancia, al otro lado del país o nadie. Yo sola he dictaminado mi inocencia con cada paso que doy y de vez en cuando freno para mirar de reojo todo aquello que pude haber hecho de otra manera.

Como te dije en otras ocasiones, no me arrepiento de haber cicatrizado los días que me has dado, porque sigo sin saber contarte(me) todo lo que eres a mi lado.

Deja una respuesta

Cerrar menú